Pues si

Mi esquinita del desahogo se ha convertido en un álbum de fotografías, paso de ser un diario a mi álbum de fotos. En que se convertirá mañana, no lo se, nada puede permanecer inmutable para siempre, todo cambia, bendito sea el cambio. Ya veremos en que para todo esto. 





No hay comentarios:

Publicar un comentario