Tortura musical en 4 ruedas

Es el drama que vivimos los venezolanos al montarnos en las unidades de transporte publico, jamas sentí a Natusha meterse en mis huesos como ayer, mas el sol y el calor, las insoportables cornetas de carros, camiones y buses, mas unas viejas cacareando en el bus sobre lo perdida que esta la juventud mientras que el desgraciado animal del conductor le subía mas volumen a su amada Natusha para acallar el cloqueo de las féminas sobre lo perdida que esta la juventud de ahora, me metí en mi estado Avatar y me fui a mi lugar feliz hasta que llegue a mi casa, eche mano de un calmante y así sacarme a Natusha de la cabeza.

No hay comentarios:

Publicar un comentario