La memoria del pez

Dicen que la memoria de algunos peces apenas supera unos pocos segundos. Tiene gracia si vives en una pecera: a cada vuelta, puedes descubrir y descubrir, una y otra vez, el mismo castillo sumergido. También tiene su inconveniente siniestro. La memoria del pez es tan corta que, a cada rato, debe acordarse de respirar. Toda su vida se resume en una infinita sensación de ahogo. Fish eyes, from The Codex Seraphinianus escrito e ilustrado por el artista italiano, arquitecto y diseñador industrial Luigi Serafini.

1 comentario:

  1. Esos seres extraños fueron sacados de un libro, personajes, formas de vida bastante raras pero fascinantes, de hecho el lenguaje en el que está escrito es inventado por el autor :)

    ResponderEliminar