Henry & June

–¿El deseo de orgías es una de esas experiencias que es preciso vivir? –pregunté yo a Eduardo–. Y, una vez vividas, ¿se puede seguir adelante,sin volver a sentir idénticos deseos?
–No. –dijo–. Una vida de liberación de los instintos se compone dediferentes estratos. El primero conduce al segundo, el segundo al tercero y así sucesivamente. Al final, se llega a los placeres anormales.
Henry & June. Anaïs Nin.

No hay comentarios:

Publicar un comentario